inicio > critica

español | ingles

Critica

1998: Angel Emilio Hidalgo - "Hombres, monumentos y vacíos, Arqueologías de Brewda", Guayaquil, Ecuador.

La pintora argentina Silvia Brewda (1949) es una arqueóloga de los colores y las formas, en sus cuadros se asoma la humanidad perpleja ante el vacío, una sensación que no fue agotada por la estética romántica, sino que continúa en la era posmoderna de hoy. "El arte está atravesando por la globalización, pero yo siempre estoy hablando del hombre". Para hacerlo, Silvia Brewda recurre al canon clásico, y lo combina con elementos indígenas americanos, y de culturas orientales como la egipcia, de la que rescata el misterio de los jeroglíficos. En términos pictóricos y temáticos, la serie “Arqueológicas” está concebida según parámetros universales, pero a la vez unitarios. El trabajo de Brewda no es nuevo, pues pinta desde los diez. “Soy profesora de pintura, tengo un estudio donde doy clases particulares”, dice. Hace algunos años trabaja con niños, de los cuales afirma haber aprendido su amor por la libertad. En su pintura, a pesar de la aparente rigidez de los órdenes dórico, jónico y corintio, es notorio ese afán de liberación. Sin embargo, el hombre es representado en minúsculas proporciones, "porque siento que lo único que ha quedado es la arquitectura; el hombre es nómada y por lo que mi pintura tiene que ver con el movimiento interno del ser humano", explica. Poseedora de conocimientos muralistas, género que practicó en los años sesenta, ahora se dedica al caballete, utiliza técnicas mixtas y trabaja con el objeto escultórico. "No estamos inventando nada, sino reinventando aquello que ya fue inventado por los griegos”, refiere Silvia, a la vez que se reconoce como una infatigable pintora analógica: preparo una textura que asocie eso y lo voy construyendo con capas de materia y de pinturas que simbolizan el paso del tiempo". A Guayaquil le toca seguir las huellas de Brewda, en la galería “David Pérez Mac-Collum”, donde expone estos días, para desenterrar los tesoros de las capas más profundas de su arte.