inicio > critica

español | ingles

Critica

2012: Juan Carlos Romero - Una gráfica diferente

Una gráfica diferente Harina de grano de trigo amasada con agua y cocida sobre piedras calientes. Así el hombre comenzó a elaborar su primera masa para alimentarse, y así el primer alimento se convirtió en el principal alimento hasta el día de hoy: el pan. Este es el pan ácimo, una galleta muy delgada y dura que está producida sin ningún aditamento para fermentar. Así es que el pan ácimo en la tradición de los alimentos simboliza la humildad y la igualdad, en contraposición a lo que representa el pan elaborado que se identifica con la soberbia. Este principio que habla del pan nos habilita para poder seguir comentando la relación de la comida con las tradiciones populares, ya que la comida siempre fue aquello que permitió que los pueblos sobrevivan enfrentando las inclemencias de la naturaleza y a sus posibles enemigos. Humildad e igualdad frente a la soberbia es una buena forma de iniciar una digresión acerca del alimento, que en general está directamente conectado con recetas que llegan a través de la transmisión oral y que logran permanecer en la memoria popular y en cada una de las creencias , donde existen permisos y prohibiciones para las comidas, en particular en momentos donde se reclama de los creyentes el cumplimiento de sus ritos propiciatorios. El alimento es aquello que lleva a Silvia Brewda a relacionar la comida, el cuerpo y los mitos, para que en una constante mutación casi alquímica se vayan integrando, en forma aleatoria, para poder convertirlos en obras de arte. Ida y vuelta es el título de este proyecto gráfico y así se resume esta combinación que soñaron los alquimistas para producir el oro, al que llamaron occultum, para poder actuar como un puente entre la materia y la fuerza de vida; un camino para influir sobre la materia para permitir la eternidad. A esta eternidad se puede llegar con la belleza que trae cada pequeño trozo de papel en el que se ha dejado la marca del artista. La comida, las tradiciones, el cuerpo en todos sus órganos y sus vitales funciones más el cuerpo místico se dirigen a un punto en donde les es posible llegar a una cierta humildad y lograr igualar los procedimientos artísticos con la subjetividad de los materiales. Con algunos conceptos de Silvia vamos a escribir un pequeño listado de palabras que conllevan un secreto simbolismo más allá de lo que cada uno conozca de su significado: Fideo, crecer, extraviarse, rebosar, pasta, empastar, alimento, nutriente, sostener, corazón, centro, lo absoluto, contemplación, espíritu, voluntad, impulso, arteria, dirección de los órganos, vena, musa, idea, intuición, circulación, desplazamiento, recorrido, conducto, mediación, camino, método, procedimiento, transmutación, una cosa en otra, transfigurar, fuego, origen del todo, todas las cosas nacen del fuego y a él vuelven, agua, regeneración. Estas palabras encierran todas y cada una de las ideas con las que conceptualizó su obra la artista para poder trabajar la materia definitiva del grabado que, como vemos en ella, no es un acto mecánico y técnico, sino que es el fruto de múltiples experiencias tanto con el alimento como con el papel dibujado y con las señales que le aportaron las ideas místicas. Para hacer sus grabados, Silvia también necesitó ideas rectoras que le acompañasen como la huella que se profundiza en cada estado del proceso. Uno de esos procedimientos es el del óxido que va dejando capa sobre capa y que así conforma un mapa sideral, que también puede ser una geografía soñada. En el papel, la mancha va tomando forma con la inquietud de ver lo que está allí inesperadamente, el accidente que la lleva a nuevas proposiciones, con la urgencia de saber cómo la va a sorprender la estampa final. Las acumulaciones y los cortes del papel generan una estética muy personal que identifica la obra. Así, una obra se convierte en otra y sucesivamente se va terminando… por ahora. Las herramientas que utiliza Silvia para sus grabados nacieron de la experiencia con los objetos no tradicionales y de procedimientos como oxidar, calar el papel, grabar con fuego, decolorar, cortar con láser, realizar cortes circulares, acumulaciones y perforación, incluyendo en ese complejo proceso las formas más tradicionales del grabado como la litografía o el fotograbado y el gofrado, que se hacen presentes como algo que ella ha creado recientemente para su gráfica. Las palabras, las herramientas, el accidente, el control sobre los procesos son materiales constitutivos del trabajo de la artista en el que además está presente todo el tiempo el cuerpo, ese cuerpo del que Silvia hace uso en forma metafórica y que le da a su gráfica una belleza única y personal que merece ser contemplada en todo su sentido: bella y profundamente sensible. Juan Carlos Romero Bs.As. 25-12-11